6 C
Salta

Por celos, salteño secuestró a su ex por una semana: también rapto a la hijita de 3 años

Llevaban solo un mes de relación. La niña no sufrió daños físicos.

La fiscal penal de Violencia de Género y Delitos contra la Integridad Sexual de Orán, María Soledad Filtrín Cuezzo, imputó a un hombre de 22 años por una denuncia que realizó su novia. Se le acusa de los delitos de privación ilegítima de la libertad agravada, lesiones leves agravadas por existir relación de pareja y violencia de género, abuso sexual con acceso carnal agravado por el uso de arma y violación a las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una pandemia, en concurso real.

La denuncia puesta por la mujer el día 14 de agosto. En la misma relata que el sábado 8, al rededor de las 22 horas, la víctima se encontraba junto a su hija de 3 años cuando apareció el acusado en un auto gris polarizado, acompañado de dos desconocidos.

Sostiene que allí, tres hombres se bajaron, uno de ellos el denunciado, y las forzaron a subir al vehículo. Ella pidió desesperada que la llevase a su casa.

Llegaron a la morada del imputado y bajaron. El sujeto agarró a su novia del cuello hasta una habitación y empezó a recriminarle que "estaba con otro".

Allí, la golpeó tanto en el rostro como en el cuerpo y la ató con una soga de brazos y piernas. Cuando la víctima pidió al imputado que la dejara irse junto a su hija, el acusado le contestó “de acá nadie sale y pobres de mis viejos si se quieren meter, porque delante tuyo los voy a hacer cagar”.

La víctima luego relató que logró huir el 14 de agosto, cerca de las 8, cuando los familiares del acusado lograron que pudiera salir del cuarto.

Indicó que durante esos días no comió nada, porque el imputado se negó a alimentarla y que fueron los padres del acusado quienes le pidieron que radicara la denuncia en contra de su propio hijo.

Al ampliar su denuncia, el 15 de agosto, la víctima relató que el día martes 11 de agosto, cerca de las 21, el acusado le pidió que mantuvieran relaciones sexuales, a lo que la damnificada le respondió que no.

Ante la negativa, el acusado sacó de uno de los modulares un arma de fuego corta, con la cual le apuntó en la cabeza, la obligó a consumir bebidas alcohólicas y horas más tarde, abusó de ella.

También expresó que su hija no sufrió daños.

Noticias en la web

Comenta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.