B° Democracia: "Torturaron y picanearon a mi hijo"

Un joven fue detenido en su casa por tomar cerveza. La madre denunció que presenció torturas y golpes, ella también fue detenida cuando subió al patrullero para defender al muchacho.

La madre de un joven de 25 años denunció que el 20 de junio la policía detuvo de forma arbitraria a ella y a su hijo en su domicilio de barrio Solidaridad. A la mujer la liberaron ese día, pero al chico lo tuvieron detenido hasta este lunes. El fiscal Marcos Molinati pidió la libertad con medidas sustitutivas y el Juzgado de Garantías 5 hizo lugar. Esto ocurrió luego de que se anunciara una marcha para este martes pidiendo por la liberación del joven. La mamá sostuvo que los efectivos policíales lo sometieron a torturas y le armaron una causa penal. 

María Alejandra es la mamá de Cristian, contó que el 20 de junio alrededor de las 14, su hijo volvía a casa, como había bebido con sus amigos, se disgustó su padre, que al ver pasar a efectivos de la policía, los llamó para asustar al joven. La madre indicó que inesperadamente la intervención policial incurrió en una detención violenta.

"Mi hijo le tiene terror a la Policía, cuando los vio se metió adentro de la casa rápido. Los policías entraron a la casa sin autorización, lo agarraron, le pusieron esposas y lo sacaron. Me decían a mí que lo tenía que denunciar. Yo les preguntaba ¿por qué si no hizo nada?. Nunca dijimos que lo detengan. Mi marido planteó después que los llamó  'solamente para asustar a Cristian'", relató la madre.

La madre expuso que los policías tiraron a su hijo al móvil y comenzaron a golpearlo. "Vi como los policías se subieron encima de él. Uno le apretaba con la rodilla el cuello y el otro el estómago. La hermana vio que Cristián tenía los ojos ya reventándole. Casi me lo matan en el patrullero. Pedíamos que lo suelten. Yo me subí al móvil, me decian que me baje pero no lo hice", manifestó.

María Alejandra contó que su hijo era sometido a golpizas y torturas delante de ella. "Nos llevaron hasta la comisaría de Solidaridad, donde retiraron un papel, pero no nos bajaron. Los policías me empujaban y me decían que me calle. Un efectivo me torció el brazo y la mujer policía me esposó. Ella también me torció, me empujaba contra la pared, me decía 'quédese quieta, deje de gritar porque está empeorando las cosas'", recordó la madre. 

La mujer explicó que sus gritos se debían a la desesperación que le producía ver cómo al hijo le pusieron un "tacho en la cabeza" mientras lo golpeaban. "Yo veía que a mi hijo le faltaba el aire y se le levantaban los pies", detalló la madre. 

Según el relato de María Alejandra, fueron llevados por los policías a la Comisaría 15 del barrio Democracia, donde los hicieron bajar. "Me pusieron al costado de una puerta y me dijeron que me siente. Yo no podía, me levantaba intentando en vano frenar lo que le hacían a mi hijo. No paraban de golpearlo. Vi como un policía le metía un palo en la cola a mi hijo por encima del pantalón. Entonces les grité que los iba a denunciar. Se reían y me decían que sería al revés, que ellos nos iban a denunciar". 

Los policías denunciaron al joven por resistencia a la autoridad y lesiones agravadas. María Alejandra sostuvoque el hijo "en ningún momento pudo levantarles la mano". Ella afirmó que vio a los policías golpearse entre ellos y tomarse fotos para armar la causa penal contra Cristian.

La mujer relató que después de las torturas en la Comisaría de Democracia, los llevaron al médico legal y que éste ordenó a los policías que lleven al joven al Hospital San Bernardo porque estaba muy lesionado. Allí, la madre aseguró que uno de los efectivos amenazó al chico para que diga que no le dolía nada.

María Alejandra señaló que a ella la llevaron a la Comisaría 17 de Solidaridad donde le dieron la libertad a las 22 horas y después pudo radicar la denuncia contra los efectivos de Democracia. Indicó que primero los policías no la dejaban hablar con nadie, le decían que estaban averiguando antecedentes y que había una orden fiscal. Después cambió el panorama cuando entró una mujer policía al turno que de forma "amable" le dio un vaso de agua con azúcar para que se calmara porque estaba llorando, y al escucharla la llevó a hablar con el comisario quien ordenó que le tomen la denuncia. 

A Cristian después del hospital, lo llevaron de vuelta a la Comisaría de Democracia y recién a la madrugada lo trasladaron a la Alcaidía. 

"Cuando pude verlo después en la Alcaidía, mi hijo me contó cosas terribles. En la Comisaría de Democracia los policías lo picanearon y le decían 'llamala a tu mamita p...'. Me dijo que a la madrugada lo querían hacer pelear con otro preso y él se negó. Tiene costras en las muñecas, al hablar de los golpes me decía que sentía que 'le arrancaban la piel a patadas con los botines'", expresó la madre. 

“Los policías no tenían derecho a hacer lo que le hicieron a mi hijo”, manifestó la madre quien además planteó que tiene miedo a posibles persecusiones. 

Los efectivos denunciados son Mario Milton Chauque y Hugo Antonio Morato, también Fabiana Andrea Marin. El Ministerio Público Fiscal informó que a partir de la denuncia (2230/20) radicada por la madre del joven en la Comisaría 17, se dispusieron distintas diligencias, incluida la de convocar al propio afectado para que confirme si quiere radicar denuncia. 

Los policías denunciaron que el joven estaba tomando cerveza y que el padre y la madre les pidieron que lo detengan. Cuando entraron al domicilio, indicaron que el joven golpeó a uno de ellos en la cara y que un hermano, amigos y la madre se opusieron a que lo lleven.  Aseguraron que en el móvil el joven se agredía solo "golpeándose contra los bordes de la caja" de la camioneta. Dicen que a la madre la esposaron por "entorpecer el procedimiento". Los efectivos sostuvieron que el muchacho golpeó con una patada a otro policía. 

Este viernes el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, acudió a la Cámara de Diputados para dar explicaciones ante las reiteradas denuncias por casos de abusos policíal. El funcionario señaló que no es una cuestión sistemática, en base a una estadística que indica que del total de operativos el uno por ciento es denunciado. Sin embargo ese porcentaje representa un promedio de 20 denuncias diarias por excesos de los agentes en los operativos, una cifra que no es menor.

Este martes será el procurador general Abel Cornejo el que concurra por pedido de los legisladores a brindar informes sobre el funcionamiento de las fiscalías respecto a este tema.  Cabe recordar que efectivos de la Comisaría de Democracia están imputados por "homicidio culposo y vejamenes agravados" ante la muerte de Cristian Gallardo en un operativo policial de agosto de 2019.

Fuente: Pagina 12

Noticias en la web

Comenta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí